...


BLOG DE JUAN YÁÑEZ.., quien se complace de tenerlos por aquí...

Así los últimos serán los primeros y el primero el último: Pues muchos serán llamados, pero pocos los elegidos...Mateo 20:1-16

No somos seres humanos pasando por una experiencia espiritual.., somos seres espirituales pasando por una experiencia humana.

lunes, 7 de febrero de 2011

NIETZSCHE O EL LÍMITE DEL INTELECTO


Juan Yáñez

                                                            Tanto se ha escrito y establecido sobre este filosofo que no puede ser ubicado dentro de ninguna precisa disposición porque en síntesis su pensamiento es particularmente original y su advenimiento influyó poderosamente en el desarrollo de las  ciencias humanistas y fijó un punto de vista imposible de obviar en las nuevas generaciones que se dedicaron al pensamiento. Se apartó de las ideas que sustentaban la filósofa y los movimientos culturales que predominaron durante el siglo XVIII   que se ocupaban fundamentalmente de la razón expresada en lo que se llamó la Ilustración Kantiana. Su mensaje es de amplio espectro, analítico, contradictorio, crítico de las actitudes morales del hombre ilustrado.  En su azarosa vida padeció crisis y trastornos mentales que no favorecieron su vocación. Para pensar y posteriormente coordinar sus resultados, es necesaria la calma, el sosiego interior y la circunspección  y Nietzsche nunca lograría superar plenamente esas exigencias. Fue un hombre brillante, un rara avis dentro de la filosofía moderna. Sus obras son motivo de gran interés entre las viejas y nuevas generaciones por sus exhaustivas críticas al pensamiento, la cultura, la religión, la moral de occidente y ello ha servido para establecer las pautas para advertir y reconocer las falacias que se ocultan tras falsos intereses intelectuales.  Durante el siglo XX no hubo ningún filósofo que superara su genio y probablemente haya sido el último de los pensadores que podrían llamarse con el vocablo rimbombante de filósofos. Los que vinieron después son a nuestro modesto  juicio, importantes intelectualidades que transitaron en el ensayo y la literatura para establecer puntos de vista u opiniones.  Ahora los que quedan,  en el mejor de los casos, son eficientes y correctos hombres de letras e intelectuales, hay también significativos analistas y columnistas quienes escriben, publican y disertan.
  El pensamiento nietzsciano influyó en muchos autores contemporáneos, algunos de ellos de cierta relevancia y alcance. Hoy día se tiende a revisar a los clásicos y los modernos que no han sido aún  lo suficientemente comprendidos o analizados y cada vez más se les  reconoce su importancia y profundidad; el valor de su simpleza y su austeridad.  La filosofía de hoy día se ha globalizado como todo y su estudio se facilita enormemente través de las redes informáticas,  de la forma más sencilla e inmediata. 

 La obra más trascendental de Nietzsche es: Así habló Zaratustra, que se complementa con el subtitulo de Un libro para todos y para nadie.  Son relatos y discursos inspirados en las doctrinas del  maestro fundador del Zorotraísmo, un profeta persa que vivía recluido en su ermita y en sus reflexiones cree haber alcanzado el conocimiento y decide trasmitirlo a los hombres. En el prólogo del libro lo expresa claramente: “Estoy hastiado de mi sabiduría como la abeja que ha producido suficiente miel, tengo necesidad de extender mis conocimientos”. En su forma recurre al tema contenido en el Evangelio Cristiano donde el Hijo del Hombre es el encargado de anunciar la Salvación. Allí también esta presente el advenimiento del Mesías que Zaratustra llama el Superhombre. Sin embargo aquí Nietzsche plantea que para que nazca el Superhombre es necesario que se produzca la muerte de Dios como requisito previo a su concepción. Así lo expresa: “Ya ha muerto Dios ahora queremos que viva en su lugar el Superhombre”. Esta es la primera enseñanza de Zaratustra y a partir de allí se supone el logro del despertar del hombre para ser su propio tutor prescindiendo de Dios y su voluntad. A partir de este axioma la moral deberá ser sustituida por la verdad, que significa que el hombre será absoluto artífice de si mismo, y así se expresa en el libro:

“La superación de moral por veracidad, la auto superación del moralista en su antitesis es lo que significa en mi boca el nombre de Zaratustra, nacido de la riqueza más íntima de la verdad, un aljibe al que todo recipiente que desciende sube repleto de oro y bondad” De esta manera el mensaje se consuma y lo valora como: “el testimonio más grande que ha recibido la condición humana” y lo completa con: “imposible sería mejorar a la humanidad”. La profundidad del mensaje queda establecida al lograr el hombre luego de la desaparición de Dios, el alcanzar la conciencia  de su valor y plenitud; que desaparezca la mentira y la falsa moral y se despierte en su interior el alcance de su absoluta superación. La importancia de esta obra radica en el desarrollo de la identidad individual, que los antiguos maestros de la India anunciaron como “Conócete a ti mismo para despertar la conciencia de Dios que yace en tu interior”. 

 Nietzsche luchó durante gran parte de su vida con su salud mental y física. Fue un filósofo que en su interior había sin duda un profundo caudal de inteligencia, pero como otros muchos pensadores  no lograron  trascender su intelecto, seguramente por la complejidad y extensión del mismo.  Para que se manifieste la iluminación es necesario trascenderlo. Avivó muchas conciencias de naturaleza nihilista, (el era uno de ellos) para alcanzar metas o estadios en que la FE nos conduce directamente al verdadero lugar donde se encuentra nuestra conciencia. La FE no es un don ni una gracia, la FE es una conquista individual. JESÚS claramente lo advierte:  “Por tu FE serás salvo” Seguramente Nietszche  al dejar esta vida y llegar a la siguiente y encontrarse con la verdadera conciencia, haya dejado de sufrir y despertado de las pesadillas que tanto lo intimaron, y que a pesar de todo,  hubieron de dejar enseñanzas a su espíritu y extenderlas a aquellos que alcanzaron a comprenderlo. No fue otra cosa que un alma pura, un sincero buscador de la verdad, lleno de dignidad y de buenos propósitos. Si Nietzsche hubiere transcendido su INTELECTUALIDAD habría llegado al NIRVANA, que es un salto al vacío donde se encuentra el todo y la nada. El INTELECTO ES SOLO UNA HERRAMIENTA MENTAL MUY ÚTIL, PERO QUE DEBE TRASCENDERSE PARA ALCANZAR LA CONCIENCIA, QUE ES DONDE RESIDE LA VERDAD

 Es nuestra modesta  intención −no somos intelectuales, ni tampoco letrados, sino lectores aficionados a la cultura, a la filosofía  y a todo aquello de lo que se nutre nuestra  condición humana−   aportar a  la WEB esta sencilla exposición, que es el fruto de un pasatiempo que hacemos con placer, entusiasmo; con la finalidad de pasar un rato ameno y compartirlo… 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada